Blog gratis
Reportar
Editar
¡Crea tu blog!
Compartir
¡Sorpréndeme!
¿Buscas páginas de un?
JORGE CASTAÑEDA
Blog de literatura de la Patagonia
« Blog
Entradas por tag: un
11 de Diciembre, 2013    CRÓNICAS

CUANDO UN AMIGO SE VA



CUANDO UN AMIGO SE VA

 

 

 

Ha fallecido uno de los amigos más entrañables que la vida me ha dado: el doctor en bioquímica Juan Carlos Irízar.

Será para toda la comunidad de San Antonio Oeste un vacío muy grande para llenar y para quienes hemos compartido su amistad una ausencia muy notoria.

Yo lo conocí hace muchos años en la Galería Casablanca del Balneario  Las Grutas y el amor por los libros y la historia regional nos unió en largas tertulias e intercambio de bibliografía.

Nació en la ciudad cordobesa de Chazón y realizó sus estudios superiores en la Universidad de Córdoba, radicándose en San Antonio Oeste para ejercer su profesión de bioquímico, siendo un verdadero pionero, llegando a trasladarse en el tren aguatero para tomar muestras de pacientes de Valcheta.

Juan Carlos era un apasionado del tango y de los libros. Sabía decir que era un comprador compulsivo y su extensa biblioteca da cuenta de ello.

También se debe destacar que cuando se desempeñó como concejal municipal, su dieta fue íntegramente donada para becar a estudiantes de escasos recursos.

A ese respecto debemos decir que fue uno de los fundadores del partido vecinal “Todos por todos”.

Su programa radial “La historia en pijamas” era un verdadero clásico en toda la región. Por su trayectoria recibió varios premios entre ellos el otorgado por la Prefectura Naval Argentina como personalidad destacada de la cultura, el premio “Ezequiel Ramos Mexía” que le otorgó la empresa Tren Patagónico y últimamente la imposición de su nombre al laboratorio del hospital “Aníbal Serra”.

Era hincha de Independiente y en un acto de convivencia me regaló un vaso con el escudo de Boca.

Junto a otros amigos comunes nos sabíamos reunir todos los días de Enero para tomar el aperitivo y conversar de los afectos comunes.

Seguramente Juan Carlos será siempre recordado porque ha sido uno de los hombres que ha dejado improntas imborrables en quienes lo han tratado y conocido. Ya puede descansar en paz.

 

 

Jorge Castañeda

Valcheta

 

Palabras claves , , , ,
publicado por lineasur a las 12:58 · Sin comentarios  ·  Recomendar
 
07 de Noviembre, 2013    CRÓNICAS

A UN CRISMON EN EL CEMENTERIO DE TRELEW


A UN CRISMON EN EL CEMENTERIO DE TRELEW
 
Edades misteriosas, lápidas herrumbradas,
Lábaro que en la piedra  supo dejar la astuta
Serpiente su señal. ¿Qué viejos camaradas
De la lejana Gales esculpieron la hirsuta
 
Trama de su fe? Hoy ya descascaradas
Las formas del crismón, el símbolo no muta
Ni envejece. Tal vez arcanas y sagradas
Dan desde el Monograma su verdad absoluta.
  
Es el Alfa y la Omega, la cruz del Salvador,
La noche de la frase que observó Constantino
Lejos del puente Milvio al sur del Septentrión.
 
El doble de un espejo, el tiempo y su labor
Secular con las claves que esperan su destino
Y el círculo sagrado del sagrado crismón.
 
  
Jorge Castañeda
Valcheta (Río Negro)
R. Argentina
 
Palabras claves , , , , , , ,
publicado por lineasur a las 08:35 · Sin comentarios  ·  Recomendar
 
27 de Junio, 2013    CRÓNICAS

Nelson Mandela: un modelo para imitar ● Jorge Castañeda

Jorge Luis Borges supo escribir que hay momentos estelares de la humanidad que ningún fasto recuerda, pero que han dejado una huella muy profunda en su historia. Y en este revival de imposición de nombres, de nuevos feriados, de tanto dislate que solemos tener los argentinos sería importante mirarnos en el espejo de grandes hombres y mujeres que se han encumbrado como ejemplos indiscutibles de honestidad, de coherencia y de firmeza en la defensa de los valores humanos.

Nelson Mandela es uno de ellos. Y cuando el 11 de Febrero de 1990, éste líder negro sudafricano fue liberado tras veintisiete años en prisión, este hecho marcó el fin de la segregación racial en Sudáfrica, puso al país en el camino de mayorías negras y en especial dejó el ejemplo para toda la humanidad de cuánto vale en la vida defender las ideas y las convicciones más allá de la cárcel, del escarnio y del sufrimiento.

Ese momento estelar está relatado por el escritor Hugh Williams y merece ser textualmente reproducido.

Sobre su liberación expresa “Este será quizá uno de los eventos mejor recordados de los tiempos modernos. Aproximadamente a las 4:15 p.m. del 11 de febrero de 1990, Mandela apareció en el portón de su prisión en Paarl, en la que había permanecido los últimos tres años de su reclusión de veintisiete. Las imágenes de aquel acontecimiento fueron mostradas en todos los televisores del mundo. Como en el caso del asesinato del presidente Kennedy en 1963 o los ataques al World Trade Center en el 2001, muchos de nosotros podemos recordar dónde nos encontrábamos y qué estábamos haciendo cuando Nelson Mandela pasó a ser un hombre libre. Su excarcelación vino acompañada de esperanza, pero también de temor. Mandela no había hecho concesión alguna a fin de recibir la libertad. La lucha armada del CNA contra la opresión política aún estaba activa. Muchos estaban convencidos de que Sudáfrica se convertiría en un baño de sangre y de que la violencia estallaría en todo el país por parte de grupos negros y blancos. Pero el proceso de reforma siguió avanzando y tras las elecciones en Abril del 1994 Nelson Mandela se convirtió en el primer presidente Negro de Sudáfrica”.

Lo demás es historia conocida: “Permaneció en el cargo hasta su retiro en 1999, a la edad de ochenta años. Su logro es uno de los más insólitos en la historia de cualquier país. Jamás perdió su fuerza de voluntad y su visión de la democracia para su país. Cuando recibió el poder, y con él la oportunidad de implementar las políticas a causa de las cuales había sido encarcelado, lo hizo sin la menor amargura o ánimo de venganza. Mandela prefirió la libertad de la victoria al heroísmo de la guerra”.

Hombres como Mandela, como el Mahatma Gandhi, como Lech Walesa, son indispensables, insustituibles.

Hoy Mandela está muy afectado de salud, pero al decir del poeta “lo que ha tenido que ser lo ha sido”: un ejemplo para imitar, un hombre grande en la firmeza de sus convicciones con un sentido profundo de la humildad y de los valores humanos. Como Luther King Mandela también tuvo un sueño y lo pudo cumplir: transformar los límites de la desesperanza para construir una sociedad más justa. Y eso no es poca cosa.

Jorge Castañeda

Escritor – Valcheta

Palabras claves , , , , ,
publicado por lineasur a las 08:26 · Sin comentarios  ·  Recomendar
 
13 de Marzo, 2012    CRÓNICAS

CRONICA DE UN POETA EN LAS GRUTAS



CRONICA DE UN POETA EN LAS GRUTAS

Jorge Castañeda

Escritor

jorgecastaneda20032000@yahoo.com.ar

 

Puedo decir como dijera Scalabrini Ortiz sobre Buenos Aires que “tengo ternuras mías en cada una de las calles del Balneario Las Grutas.

Si bien soy bahiense por nacimiento, valchetero por adopción y grutense por afectos desde hace ya veinte años en este hermoso balneario suelo pasar dos meses de solaz en plena temporada estival. Y he pasado muy lindos momentos cuando compartía la figura tutelar de mi madre y mis hijos y sobrinos (Dios me los dio y no el diablo como dice el refrán) se criaron correteando por la Galería Casablanca en la Tercera Bajada.

Eso cuando la villa no estaba tan desarrollada y crecida como ahora, cuando todavía estaba el viejo avión enclavado arriba de un médano mirando el mar y  los pulperos nos despertaban cada mañana junto a los canillitas voceando el “Río Negro”. Cuando los cañadones   con su presencia útil desaguaban  en el mar sus aguas pluviales y era un rito la lectura del diario y del café en la confitería Janoe en la Galería Antares.

Eran otros tiempos. De bohemia y de amigos que se fueron yendo, porque la vida es así.

No está Víctor Menjolou, -la placita de artesanos lleva su nombre-, falta el querido gordo Héctor Meis –el poeta mayor de San Antonio-, Héctor Izco se llevó sus historias para siempre, Oscar Gutiérrez seguro que estará cantando en otros cielos mejores, doña Lía Mares ya no transita sus calles, don Carlos Sontang tal vez estará soñando en otros lados con sus proyectos y sus emprendimientos.  ¡Cuántas ausencias! Cuando se pasa lista como dice la canción “uno comprende como están de ausentes las cosas queridas”.

Pero a pesar que todo cambia, el balneario Las Grutas tiene siempre un gran encanto, un duende que se pasea por el “golfo más azul del continente”.

Muchos de amigos –varios grutenses y otros sanantonienses, que es casi decir lo mismo- todavía compartimos la mesa con el pan y con el vino, la conversación, los afectos, los libros, el café y la lectura de los diarios. Invariablemente en la casa del doctor Irízar mirando el mar junto al escribano Rubén Baquiero, el ingeniero y doctor Alcides Llorente formamos la cofradía de los aperitivos antes del almuerzo.

Claro que algunas cosas se han perdido, por ejemplo las librerías de libros usados que muchos frecuentamos con verdadero placer. Ya no están. Pero desde los centros de compra hay otras opciones y ahora se venden los libros nuevos y las novedades para las lecturas del verano. Sobre eso una digresión: Actualmente cuando estoy en playa mi curiosidad literaria me lleva a mirar los títulos de los libros que leen los bañistas. ¿Nuestras lecturas -me pregunto- hablarán de nuestra personalidad?

Todavía los partidos de tejo me entusiasman y empleo en ellos tal vez en vano mis mejores virtudes.

Las Grutas es un lindo lugar para vivir. Por supuesto que muchas cosas se van perdiendo con el progreso. Antes no había tanto bullicio y no faltaba espacio. La playa era grande y sobraba para las pocas sombrillas y los juegos playeros. Ahora en cambio estamos todos pegados unos a otro, como sucede en la peatonal y también en la placita de artesanos. Hablando de éstos últimos ¿cuándo tendrán sus propios baños?

Claro que Las Grutas tiene muchas falencias, eso también debemos decirlo. Los precios desmedidos en algunos comercios, si bien no se debe generalizar porque hay comerciantes responsables y que venden a precios normales.

Los alquileres onerosos para las comodidades que se ofrecen. Los cortes recurrentes de energía, la falta de agua, los desbordes de los líquidos cloacales, la falta de más cajeros automáticos y que funcionen como se debe, la carencia de combustibles y otros inconvenientes que muchas veces complican a los turistas que viene precisamente a descansar.

Y si descansar hablamos ¡son insufribles los perros en la playa!

Pero una de cal y otra de arena: hay cada vez mayor conciencia de mantener limpia la playa y muy bueno el desempeño de los agentes que se ocupan del tema como también de mantener limpios los cordones de las veredas. Un ejemplo a imitar.

Un ítem muy importante es la calidad de los espectáculos artísticos y la puesta en valor de la Fiesta Nacional del Golfo Azul. La posibilidad de poder presenciar la actuación de artistas nacionales para todo gusto y edades.

En la peatonal veo que faltan más artistas callejeros. Pero la estatua viviente persiste en encantar a niños y mayores. ¿Vendrá también esta temporada el cine en la playa?

Lo destacado: las esculturas en madera que se están emplazando en la avenida Río Negro. ¡Qué bueno es compartir un espacio con el arte! Faltarían más murales.

Eso sí, este año ha faltado la oferta de pescado fresco que en temporadas anteriores ofrecían los pescadores artesanales. ¡Una lástima!

Por supuesto que en esta breve crónica habrá muchas omisiones, pero quiero nombrar a otros amigos entrañables, para que no me reclamen: Jorge Incola, -escritor y forjador-, Beto Noy, con sus Grutynos y sus sueños,  Salvador Cambarieri –cineasta-, el Pato Mirano con su casa artesanal y de baño redondo, actor y “gauchito Gil”. Y hay más, muchos más.

Me gusta el balneario Las Grutas, porque decía mi amigo el Tilo “los mares de alguna forma nos unen”. Llevo en mi corazón el Napostá de mi ciudad natal, las verdes alamedas de Valcheta y el mar azul del golfo de San Matías. ¿Qué más puedo pedir?

 

 

 

 

 

 

Palabras claves , , , , , ,
publicado por lineasur a las 07:49 · 1 Comentario  ·  Recomendar
 
24 de Febrero, 2012    CRÓNICAS

FUERTE ARGENTINO: UN CERRO LEGENDARIO


 

 FUERTE ARGENTINO: UN CERRO LEGENDARIO


Jorge Castañeda

Escritor Valcheta

 

 

Meseta rocosa, reino de la piedra, de la arcilla, de la arena y de la sal. Con una altura irregular de 130 a 160 metros, con una dimensión aproximada de 1800 metros de frente sobre el mar y una profundidad costa adentro de unos 800 metros promedio, con el mar de la Bahía sin Fondo  por un lado y la inmensidad monótona de la estepa patagónica por el otro, se levanta la formación ¿natural? del Fuerte Argentino en el Golfo de San Matías. Centinela legendario, ¿Muelle? ¿Castillo? ¿Fuerte? ¿Otrora una isla rodeada de mar? ¿Lugar de entrada de los caballeros templarios con la reliquia del Santo Grial? Fantasías. Leyendas. Indicios. Teorías. Búsquedas.

 

“Una vez sobre el Fuerte Argentino, mi espíritu sintió una nostalgia incontenida, una infinita emoción agridulce, como si el pasado humano estuviera concentrado en la entraña misma de la tierra” escribió la historiadora Josefina Gandulfo Arce en su libro sobre Las Grutas.

 

¿Era una isla el Fuerte Argentino rodeada de mar? ¿O era una isla rodeada de agua dulce por  la desembocadura del Río Negro? El historiador Raúl Entraigas en su interesante libro “El fuerte del Río Negro” cita que este río era tan desconocido que Floridablanca expresa que “En la Bahía sin Fondo o Punta San Mathías desagua el río Negro o de los sauces”.  Y Entraigas aclara que “Por otra parte, casi todos creían que el río de los sauces desembocaba en San Antonio y que en otras épocas, seguramente el Golfo de San Matías habría sido su boca”.

 

¿Había en el Fuerte Argentino hombres desconocidos que lo poblaban?  El Virrey Juan José de Vértiz le advierte a Juan de la Piedra en su extensa instrucción sita en el Legajo 331 del Archivo de Indias en el General de la Nación que “entre el Negro y el Colorado viven los indos de nación Tegüelchú vaxo el mando del cacique Negro, el cual ya tiene permiso de venir a la Capital, que le den cartas para Buenos Aires. Los emisarios del cacique Negro aseguran que en la isla que hay dentro de la Bahía sin Fondo, están poblados ciertos indios o gentes no conocidas de quienes viven muy recelosas”. Y pide que investiguen eso. Le pide se entere, por medio de los aborígenes, si llegan barcos allá, y si tienen noticia de que haya extranjeros en el interior del país.

 

¿Quiénes eran estos desconocidos que habitaban la isla del Fuerte? Los osados que buscan en la patagonia el derrotero del Santo Grial traído por los caballeros templarios para protegerlo citando antiguas zagas mitológicas aseguran que el mismo era una antigua fortaleza habitada por “hombres blancos” y afirman que en los antiguos manuscritos del caballero Perlesvaus este al llegar a las costas patagónicas en el Golfo de San Matías muestra su sorpresa porque “El castillo se divisa sobre una ínsula en el mar. El aspecto del fuerte al acercarse desde el mar es el de una isla. Y afirman que en cuanto la nave tomó puerto debajo del castillo, el mar se retiró de modo que la nave quedó en tierra seca”. Un dato más dicen los investigadores que se trata de la Bahía sin Fondo porque “la diferencia de mareas toma por sorpresa al piloto de la nave, dado que la diferencia entre pleamar y bajamar delante del Fuerte Argentino suele ser de hasta 10 metros, algo totalmente inusual en el resto del mundo”.

 

Otro aporte a este misterioso promontorio lo dan las “planches” del Atlas confeccionado por el francés Martín de Moussy (geógrafo y científico contratado por el gobierno de la Confederación) que en el punto geográfico del Fuerte está marcado con dicho símbolo con la leyenda “Ancien Fort Abandonné” o sea antiguo fuerte abandonado.

Por tradición oral algunos antiguos pobladores del predio aseguran que “tiene el lugar una historia antiquísima y que antiguamente era un fuerte que en la cara que daba al mar tenía cañones emplazados.”

 

Visto desde arriba el Fuerte Argentino se asemeja a un par de alas de un pájaro inmenso dirigiéndose hacia el mar.

 

Actualmente hay una búsqueda de material relacionada con el Fuerte, los templarios y la gesta del Gríal y empresas de turismo que salen desde Las Grutas para visitarlo y  luego entregar a los visitantes de un Certificado de Caballero Templario como recuerdo de la excursión.

¿Otro misterio en plena Patagonia argentina? ¿Otra leyenda? ¿Otra impronta mágica y mística para esta tierra de aventuras?

 

Que los osados saquen sus propias conclusiones.

 

 

Palabras claves , , , ,
publicado por lineasur a las 08:43 · 2 Comentarios  ·  Recomendar
 
25 de Agosto, 2011    POEMAS

TENGO UN RECUERDO

TENGO UN RECUERDO

 Jorge Castañeda  - Valcheta – Río Negro - Patagonia Argentina

 


Tengo un recuerdo que duele

¿Dónde lo puedo dejar?

Me acompaña por las noches

Y lo encuentro al despertar.

 

Este recuerdo que tengo

Sabe mucho de esperar

Al repecho de las tardes

Se me acerca a conversar.

 

Cuando nado por la orilla

Mi recuerdo suele estar

Tiene un dejo de tristeza

Y no se puede olvidar.

 

A mi modo silencioso

El se supo acomodar

Por senderos y caminos

Juntos nos miran pasar.

 

Recuerdo que me acompaña

Si pudiera preguntar

¡Tantos años han pasado!

¿Por qué te fuiste, mamá?

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Palabras claves , ,
publicado por lineasur a las 08:10 · 1 Comentario  ·  Recomendar
 
23 de Agosto, 2011    CRÓNICAS

UN RECUERDO PARA PABLO NERUDA


UN RECUERDO PARA PABLO NERUDA


Jorge Castañeda

Valcheta –Río Negro

Patagonia Argentina

 

 

Un vate, un juglar, un aedo, un poeta. Nada más ni nada menos. Un vidente, un desgarrado, un celebrante feliz, un dicente, un intermediario de afectos y anhelos. Un solitario, un armador de palabras, un  herrero del idioma, un visionario. Una torre de Dios al decir del gran Darío. Un albatros como lo definiera Baudelaire. ¿Un barco ebrio al decir de Rimbaud?

 

Tan solo un poeta nacido en Parral, en el mediodía de Chile, en el Sur de América para celebrar la fiesta de la vida y para glosar la maravillosa aventura de vivir. Con las grandes utopías, con la magia de las cosas pequeñas y sencillas, con el amor predestinado hacia la mujer, hacia todas las mujeres, con el gusto por los muelles, con la soledad compañera abandonado en los lejanos países del Oriente, con el sonido triste de las barcarolas, con el rito iniciático en las alturas de Machu Pichu, corazón verde de la América indígena.

 

Tan solo un poeta. Local y universal. De los suyos y de todos. Con el oído tendido a la historia de su patria y con el corazón repartido por el mundo entero. Un cultor de la amistad y de las cosas buenas que la vida nos ofrece en forma cotidiana.

Entre sus botellas raras, sus mascarones de proa, su colección de caracolas, sus libros de arte, su vocación para atesorar formas y colores: en copas, en miniaturas, en juguetes, en réplicas.

 

Un poeta en las cercanías del mar. Siempre el mar en sus versos y en su corazón, polizonte en los cinco continentes, navegante irredento, marino capitán de las olas y la espuma.

 

Pablo Neruda, como el poeta checo, universal y del terruño, solitario y gregario, triste y contento, preocupado y feliz, quevediano por mandato y muchas veces a su decir “tonto de capirote”.

 

En los crepúsculos de la calle Maruri, en la fiestas cuando el sol se pone sobre el horizonte, en la buena mesa con el hermano orégano, el congrio, el perejil, con la lavandera, con el minero, con la muchacha de la “boina gris y el corazón en calma”, con España en el corazón.

 

Con García Lorca, con Alberti, con Vallejo, con Miguel Hernández, con Ilia Erenburg,  con Vicente Aleixandre y con todos los hermanos del mundo en la tinta, la sangre y la Poesía.

 

Con sus sueños, con sus “trozos de madera color de ámbar”, con sus piedras, con su llamado imperioso a la Paz y la fraternidad de todos los hombres. “Hondero entusiasta”, “habitante y su esperanza”, “Pablo nuestro que estás en tu Chile” al decir del gran Atahualpa.

Un vate, un juglar, un poeta, por él la Poesía no habrá cantado en vano”. Saludo Pablo Neruda. Otros seguimos tu siempre porque siempre habrá poesía para los vivimos de pie y jamás claudicaremos.

 

 

 

 

Palabras claves , , , ,
publicado por lineasur a las 08:13 · Sin comentarios  ·  Recomendar
 
SOBRE MÍ
FOTO

Jorge Castañeda

Escritor nacido en Bahía Blanca (Pcia. de Buenos Aires) el 23 de Agosto de 1.951, se radicó desde el año 1953 en la localidad de Valcheta, Pcia. de Río Negro.

Entre sus obras publicadas pueden citarse, entre otras, "La ciudad y otros poemas", "Poemas sureños", "Poemas breves", "Sentir patagónico", "Arturo y los soldados", "Como Perón en el cuadro", "Poemas cristianos", etc.

» Ver perfil

TÓPICOS
» CANCIONES (4)
» CRÓNICAS (82)
» DATOS y NOTICIAS (26)
» POEMAS (70)
SE COMENTA...
» Los árabes en Valcheta
21 Comentarios: Patricia ELGUEDA, HUGO CURIN, Hugo, [...] ...
» EL PAPA QUE SALIO DE MACONDO
1 Comentario: fernando villavicencio
» Y CORBATTA PASO POR VALCHETA
2 Comentarios: Hugo, NEVER CAVIGLIASSO
» EL ENCUENTRO
3 Comentarios: Hugo, Tomás y Fer Sosa, Gabriela Arjona.
» Las Iglesias del Padre Stablum
1 Comentario: Hugo
SECCIONES
» Inicio
MÁS LEÍDOS
» A UN CRISMON EN EL CEMENTERIO DE TRELEW
» AL POETA GRUTENSE HUGO ALEGRE
» BORGES Y LAS MALVINAS
» BREVE ESCOLIO SOBRE LA BANDERA DE RIO NEGRO
» CURRICULUM ACTUALIZADO
» De libros, dedicatorias y otras yerbas
» FUERTE ARGENTINO: UN CERRO LEGENDARIO
» Las banderas del gauchito Gil
» Los árabes en Valcheta
» NUEVO LIBRO DE JORGE CASTAÑEDA
CALENDARIO
Ver mes anterior Junio 2017 Ver mes siguiente
DOLUMAMIJUVISA
123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930
BUSCADOR
Blog   Web
AL MARGEN
Jorge Alberto Castañeda
Escritor y periodista de Valcheta, localidad ubicada en la Patagonia Argentina
FULLServices Network | Blog gratis | Privacidad