Blog gratis
Reportar
Editar
¡Crea tu blog!
Compartir
¡Sorpréndeme!
JORGE CASTAÑEDA
Blog de literatura de la Patagonia
« Blog
Entradas publicadas por lineasur
Mostrando 1 a 10, de 182 entrada/s en total:
05 de Julio, 2016    CRÓNICAS

Jorge Castañeda: ‘La paz es fruto de la justicia’

http://redescritoresporlatierra.org/2016/07/jorge-castaneda-la-paz-es-fruto-de-la-justicia/
Palabras claves
publicado por lineasur a las 23:57 · Sin comentarios  ·  Recomendar
 
19 de Agosto, 2014    CRÓNICAS

EL PAPA QUE SALIO DE MACONDO


 EL PAPA QUE SALIO DE MACONDO

 Jorge Castañeda

Escritor – Valcheta

  Argentina, del latín argentum “plata”, por el río impetuoso y ancho que dio su nombre al Virreinato, aludiendo tal vez a que los españoles lo utilizaban para trasladar la plata desde los profusos yacimientos de Potosí.

 

Región legendaria al sur del Septentrión con ríos desmesurados cuya anchura marea como un mar, con desiertos inmensurablesque nunca se agotan, con cataratas nunca vistas porojos de hombre alguno, con ciudades perdidas refulgentes de oro y de piedras preciosas. Macondo latoy extendido caído de toda cartografía.

 

Argentina, región de la aurora, a la que puso crisma y nombre el poeta y sacerdote Martín del Barco Centenera. Fundaciones en los confines, gallardetes, estandartes y arcabuces. Frailes con paso de sotana, aventureros de toda laya, ganado cimarrón por doquiera yregiones misteriosas donde se cuecen habas y legumbres.

 Argentina, reino de la abundancia y la desmesura, donde sus habitantes originarios “viajan del mito a la realidad” y donde conviven los arcanos con la excelencia, la realidad con la negación, el orden con la entropía, la ciudad con el páramo y los hombres y mujeres de limpio corazón con timoratos de toda laya.

 

Argentina: un nombre y un destino, una frustración y una esperanza, un credo y una farsa, un empeño moral y la aleve usurpación de  inicuos y mendaces que la ponen de rodillas y que son piedra de escándalo para el mundo.

 Argentina, Macondo al Sur de todas las intenciones, magnífica con su cordillera de nieves eternas, con la albura de sus glaciares, con el mar de arenas y gaviotas, con sus ríos arteriales, el umbrío follaje de sus impenetrables, con el prodigio liminar de su Patagonia ahíta de leyendas y de fantasías. Nueva arcadia nunca vencida, huella primordial del hombre ascendente y puro, cuna de la humanidad.

 Argentina, una patria en las nacientes, una tierra bendecida donde se abren las esclusas de todas las virtudes, un solar donde el viento apesebra y vela el sueño de sus hijos.

 Argentina, un destino, el umbral de tiempos mejores donde la Cruz del Sur que vislumbrara el Dante rige con su derrotero de presagios augurales, una tierra de promisión para los hombres y mujeres de buena voluntad, un romance consuetudinario y mágico que viene de edades milenarias, un sueño entre visillos y una ecuación que no encuentra todavía sus portentos.

 Argentina, tierra de todo beneficio donde fluye leche y miel, huerto deleitoso, pero también la madre de hijos paridos para la incertidumbre, los desatinos, las controversias y los desencuentros. Donde algunos levitan de santidad laica y otros estafan a destajo.

 Argentina de los unos y de los otros, de ellos y de nosotros. Pero unívoca y entrañable. Sanguínea. Nuestra. Un arrebato en los goznes de la historia. Un buen aire. Un cuerno de toda abundancia y de riquezas pero mal distribuidas, con una cabeza de Goliat y un cuerpo raquítico. Y con el interior más interior de todos los interiores.

 Argentina tantas veces pregonada con redoble de atabales y de tambores. Glosada por sus escritores y poetas, puesta en pentagrama por sus músicos, pintada por sus artistas, pensada por sus filósofos, educada por sus maestros, acrisolada por científicos y médicos que alcanzaron la cima de su excelencia. Argentina señorial junto al río color de ratón.

 Argentina con sus grandes valores deportivos, con sus mitos enaltecidos más allá de cualquier cuestionamiento, con sus beatos camino a la santidad, con sus hombres y mujeres, jóvenes y no tan jóvenes que cada día la construyen con el trabajo cotidiano.

 Porque Argentina es la Patria: una construcción colectiva, un ensueño común, un destino de grandeza, un sentimiento conjunto.

 Argentina de los ubérrimos ganados, de todos los climas y regiones; una tropilla de caballos al amanecer según Jorge Luis Borges. Un destino, porque quién tiene un nombre tiene un destino.

 De estas regiones, de este continente mágico, de esta urdimbre, de esta exuberancia, de este Macondo sorprendente, de este fin del mundo salió un Papa para toda la cristiandad.

 Como escribió García Márquez en “Los funerales de la Mamá Grande un día “los bronces cuarteados de Macondo se entreveraron con los profundos dobles de la Basílica del Vaticano”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Palabras claves , , , , ,
publicado por lineasur a las 09:32 · 1 Comentario  ·  Recomendar
 
15 de Agosto, 2014    DATOS y NOTICIAS

Distinción "Domingo Faustino Sarmiento"

Distinción "Domingo Faustino Sarmiento"

El día 13 de agosto de 2014, la Senadora Magdalena Odarda hizo entrega de la Distinción "Domingo Faustino Sarmiento" a nuestro reconocido escritor Don Jorge Castañeda. Con una importante concurrencia de vecinos de Valcheta y amigos del poeta que se acercaron desde otras localidades, se llevó adelante en el Centro Cultural "Libanés" un emotivo acto. 
Un justo reconocimiento a quien desde hace años realiza un importante aporte a la cultura y enorgullece a todos los valcheteros.
Palabras claves , , ,
publicado por lineasur a las 09:37 · Sin comentarios  ·  Recomendar
 
15 de Agosto, 2014    POEMAS

arbolitos de mi pueblo

ARBOLITOS DE MI PUEBLO
Jorge Castañeda
Valcheta (RN)

Arbolitos que en invierno
Se quieren como secar
Sin savia por sus ramajes
Sin hojas para abrigar
Y qué solitarios se quedan
Sin pájaros que cantar.

Arbolitos de las chacras
En la tarde de cristal
Abajo del Mirador
Como dormidos están
En el violín de sus troncos
El viento quiere tocar.

Arbolitos de mi pueblo
Compañeros de mi andar
Son pequeños soldaditos
En fila y en su lugar.
Si me habrán acompañado
Con su sombra servicial.

Arbolitos de Valcheta
Nadie los puede olvidar
Hoy están como dormidos
Porque el invierno se va.
Mañana otra vez de verde
Sus hojas han de brotar.
Palabras claves , , ,
publicado por lineasur a las 09:32 · Sin comentarios  ·  Recomendar
 
16 de Junio, 2014    CRÓNICAS

¡OTRA QUE BANDOLERO!

¡OTRA QUE BANDOLERO!

 

Jorge Castañeda

 

La siguiente anécdota ocurrió hace ya unos noventa años y quedó plasmada en los archivos de la misión salesiana.

Por ese entonces la localidad de Valcheta era una población incipiente cuyos habitantes al igual que todos los de la región del territorio rionegrino vivían siempre bajo el peligro y la amenaza de los bandoleros, legendarios por sus correrías.

Hombres facinerosos y furibundos deambulaban por los dilatados desiertos patagónicos viviendo de asaltos, ávidos de aventuras y de saqueos.

Por eso los pocos habitantes afincados en el pintoresco valle de Valcheta estaban bien armados. La Patagonia era por aquellos años virtualmente un verdadero “far-west”, donde hasta los más pequeños pleitos se resolvían a balazos.

Uno de los primeros colonos de Valcheta venido del sur de Italia fue don Nicodemo Larrosa. A diferencia de otros, desde su llegada a la pequeña colonia agrícola quiso echar raíces convirtiéndose en un paisano más: “se hizo amigo del mate, del caballo, del perro ovejero, del asado y de los tehuelches. Tanto es así que contrajo nupcias con doña María, la hija del cacique Sacamata que se encontraba asentado en el lugar con su gente”.

Fue uno de los vecinos más acaudalados y respetados, propietario de varias chacras y un ejemplo de trabajo y de honradez.

Solía contar con voz emocionada anécdotas de su vida de inmigrante. Recuerda que una tarde “volvía arreando su puntita de ovejas para “las casas”, cuando a poca distancia, divisó un jinete que se adelantaba hacia él. Era un hombre barbudo. Tenía un sombrero negro, agujereado y abollado por mil y una partes. Vestía una especie de chiripá también negro; pero totalmente hecho jirones. El caballo flaco, cansino y sumido, denotaba que había andado mucho y que venía de muy lejos. ¡Un bandolero! Fue lo primero que se le ocurrió a Larrosa, y maquinalmente echó mano al trabuco que solía llevar siempre al cinto. ¡Cuál no sería su terror, cuando se dio cuenta que no lo tenía! ¡Lo había olvidado ese día! Entretanto, el bandido avanzaba confianzudamente. Larrosa lo hizo detener a una distancia respetable. Y desde unos quince metros, acariciando significativamente el cuchillo que llevaba le preguntó: “qué quería y quién era”… El bandolero se detuvo mucho más alarmado que el chacarero. Pero cuando escucho esa pronunciación netamente italiana, exclamó ante el asombro y la alegría de don Nicodemo: “Dio sia Benedetto! ¿Dunque lei italiano? ¡O Providenza Divina, grazie, grazie!”. Y taconeando su jamelgo enderezó hacia Larrosa que aún no las tenía todas consigo, gritándole con un júbilo indescriptible sus más afectuosas salutaciones en correcto idioma italiano. ¡Era el Padre Boido!! ¡Era el buen Padre Boido que llegaba por primera vez a Valcheta, extenuado por el hambre, deshecho por los trajines de ocho días de cabalgata! Cuando ya creía desfallecer y morir en el desierto patagónico, su caballo olfateó el valle del arroyo Valcheta y allá lo llevó, donde estaba la Providencia en la casa de don Nicodemo Larrosa”.

¿Era un asaltante que llegaba? Sí: era el misionero de Don Bosco que venía a tomar por asalto aquella población y conquistarla para Dios.

Historias de vida y anécdotas de los  inmigrantes italianos en la Patagonia que como en otros lugares contribuyeron con su tesón a forjarla y convertir los eriales en verdaderos vergeles.

Y retazos de vida de los salesianos que aquí como lo soñara San Juan Bosco encontraron su lugar en el mundo, como el Patirú Domingo Milanesio, el Venerable enfermero santo Artémides Zatti, el padre “dotor” Evasio Garrone, el Cardenal Cagliero y tantos otros.

Hombre de gran bonhomía y querido por toda la comunidad don Nicodemo Larrosa falleció cargado de años y dejó una de las familias tradicionales que todavía siguen trabajando la tierra, como aquel inmigrante que un día lejano llegó lleno de sueños a forjar la querida Patagonia.

 

 

 

 

 

Palabras claves , ,
publicado por lineasur a las 08:52 · Sin comentarios  ·  Recomendar
 
05 de Junio, 2014    CRÓNICAS

¡COMO TE QUEREMOS MAFALDA!



¡COMO TE QUEREMOS MAFALDA!

 

Mafalda es una nena. Argentina hasta la médula. Curiosa, terrible, inquieta, simpática, humilde, precoz, muy despierta, irónica, algo cascarrabias, atrevida, sapiente, contestataria, reflexiva. Y ahora por si algo faltaba Mafalda ha entrado a la realeza europea porque es “princesa de Asturias”, ni más ni menos.

¿Acaso no dijo Sendra que “Quino existe y que Mafalda es su profeta?

Si bien es una niña, tiene la lucidez de los grandes. Y Mafalda piensa y toma partido siempre por la vida, por sus valores esenciales. Nos hace pensar porque sus ocurrencias de algún modo son el reflejo de las injusticas que pasan en el mundo. Por eso Mafalda es universal.

A esta niña famosísima y célebre no le gusta el inconformismo, las guerras, el hambre, el sufrimiento de los niños, los prejuicios, las personas de doble ánimo, los timoratos, los falaces, los políticos chantas, los materialistas y tiene “una cabeza abierta y propensa a filosofar a partir de cualquier hecho cotidiano”.

Sin embargo esta niña que “quiere ser alguien en la vida”, que sabe lo que busca, que se solaza con su mascota la tortuga “Burocracia”, que sabe su pertenencia a una familia de clase media, que camina por las calles de San Telmo ensimismada en sus reflexiones sesudas, que denota al pobre Manolito tiene también algunos odios que manifiesta a flor de piel: Mafalda odia, denigra y se disgusta con su majestad la sopa. ¡Por algo será!

Preconiza su deseo de poder contribuir de alguna manera para la paz mundial y el entendimiento entre las naciones y está firmemente convencida de los derechos de la mujer y de su progreso en la sociedad.

Mafalda es rebelde, pero sensata, madura, mesurada. Nunca hiriente ni fatua. Sugiere más que impone. Contestataria pero reflexiva. Nunca destructora, si desinhibida. Lo importante de esta nena argentina es que tiene la utópica concepción de que este mundo se puede cambiar. Que podemos ser mejores, y eso no es poca cosa.

Esta chica del flequillo y el moño que ha emocionado a generaciones nació en el año  1962 y tiene entre sus gustos, pasiones que son un poco de todos: la música de Los Beatles, la paz, los panqueques, el globo terráqueo, las historietas del “Pájaro Loco” y los juegos infantiles.

Es aplicada porque todos los días va a la escuela, se divierte porque tiene sus amigos; en verano cuando sus padres pueden sale de vacaciones, le gustaría tener un auto más veloz y mejor pero de alguna manera deja entrever que está satisfecha de lo que es.

Alguna vez  dijo Mafalda “¡Sí a la democracia! ¡Sí a la justicia! ¡Sí a la libertad! ¡Sí a la vida! expresando el sentimiento unánime de casi todos los hombres y mujeres de bien de este bendito país.

Mafalda es nuestra, argentina, indispensable. Hay hasta un modo “Mafalda” de ver la vida y concebir el mundo. Porque Mafalda nos hace ver mejores de lo que somos y nos induce a no perder nunca los valores que alguna vez fueron nuestros: las utopías maravillosas de no darnos nunca por vencidos. ¡Cómo te queremos Mafalda, “princesa de Asturias”!

 

 

Jorge Castañeda

Escritor - Valcheta

 

 

 

Palabras claves , , ,
publicado por lineasur a las 10:44 · 1 Comentario  ·  Recomendar
 
05 de Junio, 2014    POEMAS

DON GREGORIO SAJARCHUK


DON GREGORIO SAJARCHUK

Jorge Castañeda

Valcheta

 

 Ha de soñar con los trenes

Don Gregorio Sajarchuk,

Señor de muchas mareas

Amigo del golfo azul.

  

Su vivienda es un vagón,

Los recuerdos su virtud,

Entre rieles y estaciones

Se quedó la juventud.

 

 Personaje de la marea

No lo gana la inquietud.

Hay que verlo conversar

En este lugar del sur.

 

 A los obreros del riel

Les muestra su gratitud.

Eran tiempos de trabajo

Y de hombres con actitud.

 

 Con sus pasos por la marea,

Su vagón, su beatitud,

Andará con sus recuerdos

Don Gregorio Sajarchuk.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Palabras claves , ,
publicado por lineasur a las 10:22 · Sin comentarios  ·  Recomendar
 
03 de Junio, 2014    POEMAS

TRENCITO AGUATERO


Quedan algunos vagones abandonados y manchados de óxido del viejo trencito aguatero. ¡Cuánta nostalgia la de esas formaciones que llevaban el agua desde Valcheta hasta San Antonio. Hoy son un recuerdo. Parecen una vieja postal amarillenta durmiendo sus sueños tirados en alguna estación. Ya no hay mangas, no están los bomberos, no pita la locomotora su canto por los rieles. Porque todo pasó y se fue.

 

 

TRENCITO AGUATERO

 

 

Trepando la cuesta

Sales de Valcheta

La vieja estación

Espera tu vuelta.

 

 

Al paso cansino

Tu carga aguatera

Pasa por Aguada

Pitando promesas.

 

 

Trencito de tanques

Con tu cargamento

Entre mancha Blanca

Queda tu recuerdo.

 

 

Gracias por la vida

Que hermana los pueblos

Gracias por el agua

Trencito aguatero.

 

 

Por Cinco Chañares

Rompe el silencio

El agua que llevas

Vital elemento.

 

 

San Antonio espera

Destino de puertos

El agua que lleva

Tu esfuerzo pionero.

 

 

Qué todos la beban

Eran otros tiempos

Que sigas pitando

Trencito aguatero.

 

Jorge Castañeda

Palabras claves ,
publicado por lineasur a las 08:15 · 1 Comentario  ·  Recomendar
 
30 de Mayo, 2014    CRÓNICAS

Fuerte Argentino, Martin de Moussy y Julio Verne

Meseta rocosa, reino de la piedra, de la arcilla, de la arena y de la sal. Con una altura irregular de 130 a 160 metros, con una dimensión aproximada de 1800 metros de frente sobre el mar y una profundidad costa adentro de unos 800 metros promedio, con el mar de la Bahía sin Fondo por un lado y la inmensidad monótona de la estepa patagónica por el otro, se levanta la formación ¿natural? del Fuerte Argentino en el Golfo de San Matías. Centinela legendario, ¿Muelle? ¿Castillo? ¿Fuerte? ¿Otrora una isla rodeada de mar? ¿Lugar de entrada de los caballeros templarios con la reliquia del Santo Grial? Fantasías. Leyendas. Indicios. Teorías. Búsquedas.
“Una vez sobre el Fuerte Argentino, mi espíritu sintió una nostalgia incontenida, una infinita emoción agridulce, como si el pasado humano estuviera concentrado en la entraña misma de la tierra” escribió la historiadora Josefina Gandulfo Arce en su libro sobre Las Grutas.
¿Era una isla el Fuerte Argentino rodeada de mar? ¿O era una isla rodeada de agua dulce por la desembocadura del Río Negro? El historiador Raúl Entraigas en su interesante libro “El fuerte del Río Negro” cita que este río era tan desconocido que Floridablanca expresa que “En la Bahía sin Fondo o Punta San Mathías desagua el río Negro o de los sauces”. Y Entraigas aclara que “Por otra parte, casi todos creían que el río de los sauces desembocaba en San Antonio y que en otras épocas, seguramente el Golfo de San Matías habría sido su boca”.
¿Había en el Fuerte Argentino hombres desconocidos que lo poblaban? El Virrey Juan José de Vértiz le advierte a Juan de la Piedra en su extensa instrucción sita en el Legajo 331 del Archivo de Indias en el General de la Nación que “entre el Negro y el Colorado viven los indos de nación Tegüelchú vaxo el mando del cacique Negro, el cual ya tiene permiso de venir a la Capital, que le den cartas para Buenos Aires. Los emisarios del cacique Negro aseguran que en la isla que hay dentro de la Bahía sin Fondo, están poblados ciertos indios o gentes no conocidas de quienes viven muy recelosas”. Y pide que investiguen eso. Le pide se entere, por medio de los aborígenes, si llegan barcos allá, y si tienen noticia de que haya extranjeros en el interior del país.
¿Quiénes eran estos desconocidos que habitaban la isla del Fuerte? Los osados que buscan en la Patagonia el derrotero del Santo Grial traído por los caballeros templarios para protegerlo citando antiguas zagas mitológicas aseguran que el mismo era una antigua fortaleza habitada por “hombres blancos” y afirman que en los antiguos manuscritos del caballero Perlesvaus, éste al llegar a las costas patagónicas en el Golfo de San Matías muestra su sorpresa porque “El castillo se divisa sobre una ínsula en el mar. El aspecto del fuerte al acercarse desde el mar es el de una isla. Y afirman que en cuanto la nave tomó puerto debajo del castillo, el mar se retiró de modo que la nave quedó en tierra seca”. Un dato más dicen los investigadores sería que se trata de la Bahía sin Fondo porque “la diferencia de mareas toma por sorpresa al piloto de la nave, dado que la diferencia entre pleamar y bajamar delante del Fuerte Argentino suele ser de hasta 10 metros, algo totalmente inusual en el resto del mundo”.
Otro aporte a este misterioso promontorio lo dan las “planches” del Atlas confeccionado por el francés Martín de Moussy (geógrafo y científico contratado por el gobierno de la Confederación) que en el punto geográfico del Fuerte está marcado con dicho símbolo con la leyenda “Ancien Fort Abandonné” o sea antiguo fuerte abandonado.
Destacamos que los precisos estudios geográficos del Dr. Jean Antoine Víctor Martín de Moussy, en especial su “Desccription Geographique et statistique de la Confederatión Argentine” publicada en tres tomos y un atlas fue imprescindible para futuras investigaciones sociales.
Lo notable del caso es que el mismísimo Julio Verne al escribir sus libros ambientados en la Patagonia, la cual no conocía, se valiera del trabajo del médico francés.
Es así que menciona entre los antecedentes de viajeros y exploradores franceses a “Alcides D’ Orbigny y a mi honorable colega el doctor Martín de Moussy”.
Por tradición oral algunos antiguos pobladores del predio aseguran que “tiene el lugar una historia antiquísima y que antiguamente era un fuerte que en la cara que daba al mar tenía cañones emplazados”
Visto desde arriba el Fuerte Argentino se asemeja a un par de alas de un pájaro inmenso dirigiéndose hacia el mar.
Actualmente hay una búsqueda de material relacionada con el Fuerte, los templarios y la gesta del Gríal y empresas de turismo que salen desde Las Grutas para visitarlo y luego entregar a los visitantes de un Certificado de Caballero Templario como recuerdo de la excursión.
¿Otro misterio en plena Patagonia argentina? ¿Otra leyenda? ¿Otra impronta mágica y mística para esta tierra de aventuras?
Que los osados saquen sus propias conclusiones.

Jorge Castañeda
Escritor – Valcheta

Palabras claves , , , , , , ,
publicado por lineasur a las 10:25 · Sin comentarios  ·  Recomendar
 
28 de Mayo, 2014    CANCIONES

AL POETA GRUTENSE HUGO ALEGRE


AL POETA GRUTENSE HUGO ALEGRE

 

 

In Memoriam

 

 

 

Compartí algunas horas contigo

Frente al mar en Las Grutas.

La pasión de escribir

Era tanto tuya como mía

Y algún poema nos desvelaba

Hasta el alba.

 

En aquellas noches de bohemia

Con Víctor Menjolou,

El gordo Meis

Y con otros residentes

Las estrellas se conjugaban

Con el hechizo

De los sueños.

 

Alegre eras como tú apelativo

Y alegres nuestros tiempos felices.

El vino encendía la charla

Y una dorada magia

Nos invadía.

 

El Boca de nuestros amores

Destellaba en la camiseta

Y era tan distintivo

Como tu sombrero

Ajado de mares y de soles.

 

Me visitabas en mi comercio

Y caminábamos intercambiando versos

Mientras los turistas nos miraban

Con ojos asombrados

Cuando las calles eran de tierra

Y la peatonal no existía.

 

Te recuerdo con tu morral

En la plaza de artesanos

Y a veces algunos de tus poemas

Aletea en mi corazón

Como pájaros arrutados.

 

Buen amigo. Hoy de alguna forma

Descansas y esperas.

Nada es igual

Y todo está cambiado.

Hoy como dice el tango está llena

Las Grutas de caras extrañas.

Pero anda a destajo tu duende

Por las viejas calles del balneario.

 

Y a veces me parece verte caminar

Como antes

Y tal vez sea verdad

Porque los poetas no se mueren nunca.

 

 

 

Jorge Castañeda

Valcheta

 

 

 

 

 

 

 

 

Palabras claves , , , ,
publicado por lineasur a las 13:11 · Sin comentarios  ·  Recomendar
 
SOBRE MÍ
FOTO

Jorge Castañeda

Escritor nacido en Bahía Blanca (Pcia. de Buenos Aires) el 23 de Agosto de 1.951, se radicó desde el año 1953 en la localidad de Valcheta, Pcia. de Río Negro.

Entre sus obras publicadas pueden citarse, entre otras, "La ciudad y otros poemas", "Poemas sureños", "Poemas breves", "Sentir patagónico", "Arturo y los soldados", "Como Perón en el cuadro", "Poemas cristianos", etc.

» Ver perfil

TÓPICOS
» CANCIONES (4)
» CRÓNICAS (82)
» DATOS y NOTICIAS (26)
» POEMAS (70)
SE COMENTA...
» TRENCITO AGUATERO
1 Comentario: Pablo
» Los árabes en Valcheta
21 Comentarios: Patricia ELGUEDA, HUGO CURIN, Hugo, [...] ...
» EL PAPA QUE SALIO DE MACONDO
1 Comentario: fernando villavicencio
» Y CORBATTA PASO POR VALCHETA
2 Comentarios: Hugo, NEVER CAVIGLIASSO
» EL ENCUENTRO
3 Comentarios: Hugo, Tomás y Fer Sosa, Gabriela Arjona.
SECCIONES
» Inicio
MÁS LEÍDOS
» A UN CRISMON EN EL CEMENTERIO DE TRELEW
» AL POETA GRUTENSE HUGO ALEGRE
» BORGES Y LAS MALVINAS
» BREVE ESCOLIO SOBRE LA BANDERA DE RIO NEGRO
» CURRICULUM ACTUALIZADO
» De libros, dedicatorias y otras yerbas
» FUERTE ARGENTINO: UN CERRO LEGENDARIO
» Las banderas del gauchito Gil
» Los árabes en Valcheta
» NUEVO LIBRO DE JORGE CASTAÑEDA
CALENDARIO
Ver mes anterior Diciembre 2017 Ver mes siguiente
DOLUMAMIJUVISA
12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31
BUSCADOR
Blog   Web
AL MARGEN
Jorge Alberto Castañeda
Escritor y periodista de Valcheta, localidad ubicada en la Patagonia Argentina
FULLServices Network | Blog gratis | Privacidad